¿Qué es la cerveza sin Tacc?

La cerveza sin Tacc o sin gluten es la birra que pueden tomar los celíacos. Para empezar, definamos qué significa sin TACC. La sigla Sin TACC quiere decir que el producto (en este caso la cerveza) no contiene Trigo, Avena, Cebada ni Centeno. Las personas con intolerancia al gluten no pueden consumir esto por intoleracia.

En el caso de cualquier cerveza, al tener como ingrediente principal a la malta de cebada, es consumo prohibido para cualquier persona celíaca o con intolerancia al gluten. Por este motivo te contamos las alternativas que existen dentro de las cervezas sin tacc.

Ingredientes de la cerveza sin gluten

Para reemplazar la cebada, los maestros cerveceros tienen distintas opciones para elegir y fabricar una rica cerveza sin tacc. Algunos ingredientes que encontramos son mijo, sorgo o trigo sarraceno. Además hay opciones con una base distinta pudiendo ser de estos cereales, o también tubérculos (harina de mandioca), frutas (bananas verdes) y raíces (munkoyo).

Lo más importante es que la cerveza tenga el certificado o el logo que asegura que la bebida es apta para el consumo para celíacos, que significa que es Sin Tacc.

Logo Sin Tacc
Logo Sin Tacc

¿Qué es la celiaquía?

Celiaquía es una intolerancia al gluten. El gluten es una proteína que se encuentra en la harina de trigo y cuyo principal componente es la gliadina. Está compuesto por un conjunto de aminoácidos muy largos: proline, glutamina (la principal), leucina y valina (en proporciones variables). La gliadina forma parte del gluten porque está presente tanto como parte de la suspensión neta del granulado; sin embargo, su función básica no está limitada a ello sino que puede ser convertida en arginina o lisina mediante hidrolizado enzimático.

La celiaquía tiene sus causas genéticas pero también se manifiesta como resultado de un malformaciones en el cerebro como son las malformaciones cerebrales congénitas (MCAS) o las patologías neurodegenerativas relacionadas con el coloración crománica blanca cerebral.[1]

En este caso la condición celiaca presenta mecanismos fisiopatológicos complejos que indican que no solo se trata de un problema digestivo cronificado,[2] sino además de clave para entender cómo funciona el cerebro humano.

Deja un comentario