Historia de la cerveza Stella Artois

La historia de la cerveza Stella Artois comienza en el siglo XIV ya que fue elaborada inicialmente en Lovaina, Bélgica, en 1366, como una cerveza para la temporada navideña (Stella, en latín, «estrella», por la estrella de Belén). El Año 1366 del logotipo de Stella Artois se refiere a este origen de la cervecera.

Los registros fiscales de 1366 de la ciudad mencionan la existencia de una fábrica de cerveza local llamada Den Hoorn, (Hoorn en neerlandés significa ‘Cuerno’ en español), como está representado en el logotipo en la etiqueta de la cerveza).

El nombre Artois se acopló a la fábrica de cerveza en 1708, cuando Sebastián Artois logró el título de maestro cervecero. El marco que rodea el nombre de Stella Artois en la etiqueta se refiere al estilo tradicional de marco de la ventana que se encuentra en la arquitectura flamenca.

La era Artois propiamente tal comenzó 1717 luego que Sebastián Artois comprará la cervecería Den Hoorn. Ya había trabajado inicialmente como aprendiz de Jacob De Bruyn y más tarde como maestro cervecero desde 1708.

La estadía de Sebastián como dueño y cervecero en Den Hoorn no fue muy extensa, debido a su temprana muerte a los 45 años de edad.

La historia de la cerveza Stella Artois: Llega Adrian Artois

Fue el 6 de octubre de 1733 que Adrián Artois, hijo de Sebastián, fue registrado como maestro cervecero en el Gremio de Cerveceros de Lovaina con 22 años. Para 1840, la Cervecería Artois fabricaba más de 480 lotes anuales de las 2 cervezas, por ello la ciudad de Lovaina era famosa: la cerveza blanca de Leuven y la cerveza más oscura de Peeterman.

A principios del siglo XX, la Cervecería Artois fue dirigida por el profesor León Verhelst, desde 1901 a 1955, pero durante la Primera Guerra Mundial, la cervecería sufrió grandes daños, por lo que detuvo su producción.

Después de la guerra, en 1923, Léon Verhelst encargó la construcción de una nueva cervecería Artois, que fue nombrada De Hoorn, en honor a la cervecería de Sebastian Artois.

Stella Artois fue inicialmente elaborada y distribuida en 1926 como una cerveza de edición especial para la temporada navideña, de ahí su nombre “Stella” (estrella en latín) en referencia a la estrella de Belén.

Se dice que el nombre fue sugerido por Madame van den Schrieck, esposa de Henry van den Schrieck, importante empleado de la cervecería que se convertiría en el presidente de las Cervecerías Artois en 1955.

Stella Artois: Ahora sí un éxito

Más tarde y durante el transcurso de la II Guerra Mundial, Stella Artois alcanzó definitivamente el éxito cuando se se comenzó a elaborar y distribuir durante todo el año. La primera cerveza Stella Artois se exportó al mercado europeo en 1930. En 1960, se produjeron 1 millón de hectolitros.

En 1993, AB InBev, ahora propietario de la cervecería, abrió una nueva fábrica totalmente automatizada en Lovaina, que para el 2006 ya había alcanzado un volumen de producción de más de 10 millones de hectolitros al año.

El actual paquete de diseño y forma de botella fue creado en 1988 por el difunto David Taylor, fundador de Taylorbrands. Inspirado por el original de la etiqueta de la botella.

El diseño incorpora la bocina símbolo de la cervecería Den Horen y la fecha 1366 de la primera cerveza registrada en Lovaina. La etiqueta también muestra las medallas de excelencia concedidas a la fábrica de cerveza en una serie de exposiciones comerciales celebradas en Bélgica en los siglos XIX y XX. El nombre de Stella Artois está recubierto dentro de una “tarjeta”, que fue influenciado por el estilo de la arquitectura flamenca de Lovaina.

La publicidad, clave en la historia de la cerveza Stella Artois

Durante un tiempo, el eslogan publicitario de Stella Artois en el Reino Unido era: «tranquilizadoramente cara». La televisión del UK realizó varias campañas de publicidad conocidas por su distintivo estilo al imitar el cine europeo y su leitmotiv, inspirado por La forza del destino, la ópera de Giuseppe Verdi.

Las campañas se iniciaron con una serie de anuncios inspirados en la película Jean de Florette, dirigida por el dúo británico Anthea Benton y Vaughan Arnell, y luego en otros géneros, como películas de guerra, comedia muda e incluso del surrealismo (para los cuales el lema se cambió por el que decía «tranquilizadoramente elefantes»). Utilizaron directores de cine como Jonathan Glazer, con el objetivo de retratar a la bebida en el contexto de la cultura europea sofisticada. Durante 2007, se eliminó el lema «tranquilizadoramente cara», y se evitó el uso de la palabra «Stella» en los anuncios.

En Bélgica, Stella Artois se promueve como Mijn Huis es waar mijn Stella Staat y Chez moi, c’est près de ma Stella («Mi casa está donde esté mi Stella»). En Australia, Foster’s Group la elabora en Abbotsford, Melbourne, con licencia de InBev.

Stella Artois: La historia y su asociación con el cine

Stella Artois tuvo una larga asociación con el cine. Se remonta a 1994 (UK) cuando se organizaron eventos y se patrocinaron películas del canal 4 de televisión y un sitio web. Recientemente, se adoptó la nueva identidad: Studio Artois. Stella Artois fue patrocinadora en los festivales de Cannes y Sundance.

En mayo de 2008, se realizó en el Reino Unido una campaña de publicidad que aseguraba que la cerveza Stella Artois está elaborada con cuatro ingredientes: lúpulo, malta de cebada, maíz y agua. Técnicamente, el proceso también utiliza otros agentes como, por ejemplo, levadura, para la fermentación.

En el 2008, penetró en Argentina donde logró gran aceptación en el público y se consolidó como un producto recurrente en los comercios. En Argentina es comercializada por Cerveza Quilmes. Durante el 2014, se inició la comercialización de la cerveza en México.

Más recientemente, el actor Matt Damon, la water organization y Stella Artois colaboraron en la presentación de anuncios que promueven la concientización de las dificultades a las que se enfrentan las comunidades humanas más pobres para conseguir el agua.

El ritual de los 9 pasos

El libro “Les Présidents des brasseries Artois” señala que la idea de que la cerveza tenía que ser servida en un caliz de la marca con la etiqueta viendo de frente al cliente data de 1958, estableciendo una serie de 9 pasos y recomendaciones:

1 – LA PREPARACION

Colocar la botella de Stella Artois en el refrigerador hasta que alcance los 3°C.

2 – LA PURUFICACION

Lavar la copa Stella Artois con jabón inodoro realizando vigorosos movimiento circulares. Luego, enjuagarlo con agua fría para que el cristal alcance la misma temperatura de la cerveza. Revisar el caliz a contra luz; estará perfectamente limpio cuando ya no haya gotas en él.

3 – EL DESTAPE

Utilizar el destapador de botellas de Stella Artois y retirar la tapa con un movimiento rápido.

4 – LA ALQUIMIA

Sostener el cáliz en un ángulo de 45 grados y comenzar a servir la cerveza, a medida que vaya circulando, creará la proporción ideal de líquido y espuma.

5 – LA CORONACION

Cuando la cerveza alcance la mitad de la capacidad, enderezar y bajar la copa Stella Artois para crear una cabeza de espuma protectora.

6 – EL CORTE

Al llenarse el cáliz Stella Artois, un poco de espuma puede elevarse por encima del borde. Para cortarla, tomar el cortador de espuma y cortar suavemente en un ángulo de 45 grados. Esto eliminará las burbujas más grandes y detendrá el proceso de oxidación de la cerveza.

7 – EL JUICIO

La cabeza de espuma debe tener 3 centímetros de espesor o aproximadamente el ancho de 2 dedos. Esta cabeza es la capa protectora que mantiene fresca a Stella Artois.

8 – LA LIMPIEZA

En caso de que caiga cerveza por el costado de la copa Stella Artois, limpiar enjuagando suavemente la base y el cuello del mismo.

9 – LA ENVESTIDURA

Colocar el atrapa-gotas Stella Artois en la base del cáliz Stella Artois. Colocar sobre un portavasos y presentar hacia el degustador.

2 comentarios en «Historia de la cerveza Stella Artois»

  1. El único comentario que les puedo decir, es que la que hacen en USA no tiene nada que ver con la original , que es la Belga por supuesto.
    La diferencia es abismal, es una lástima, porque la Belga es Super. Y que pierdan clientes, porque repito la de USA no supera más nunca la calidad de la original.

    Responder

Deja un comentario